15 de mayo | propuestas de políticas sociales

15 de mayo | propuestas de políticas sociales

EQUO PLANTEA LAS POLÍTICAS SOCIALES COMO PRIORIDAD EN SU PROGRAMA

La administración local debe luchar de forma decidida contra la pobreza, con especial hincapié en el apoyo a las mujeres, la infancia, las personas mayores, las personas sin hogar, las migrantes y en general todos los sectores sociales excluidos.

Desde EQUO creemos que hay que afrontar el drama de la exclusión social desde un prisma de la prevención, que vaya más allá del mero asistencialismo. En este sentido son fundamentales tanto buenas políticas educativas como de generación de empleo, sin olvidar por supuesto la defensa de unos servicios públicos de calidad y el derecho al acceso a la vivienda. Las administraciones en su conjunto no están garantizando estos derechos en condiciones razonables. Hasta el punto de que hay personas que incluso teniendo trabajo se encuentran en situación de pobreza.

Verónica Reyes, número 6 de la lista de EQUO, explica que “la atención a las personas empobrecidas debe hacerse desde un prisma integral, coordinando servicios sociales asociaciones implicadas, policía local, hospital y centros de salud. Además hay que hacer a estas personas partícipes del proceso. No basta con entregar comida, también hay que dar acogida, orientación y todas las medidas necesarias para su desarrollo integral. El comedor social tampoco nos parece una buena solución. Es muy duro tener que ir a estos lugares. Hay que asegurar el sustento de las personas pero hay que hacerlo de la forma más digna posible. Siendo opciones mucho más adecuadas las tarjetas o bonos alimenticios y los comedores escolares. Sobre esto último apostamos por reforzar la coordinación de los servicios sociales y educativos para garantizar la correcta alimentación de niñas y niños.”

En nuestro programa también contemplamos trabajar para adaptar el municipio a las necesidades de las personas con movilidad reducida, revisar y dotar de presupuesto al Plan de Igualdad Municipal y reforzar los servicios municipales de apoyo y protección a la mujer maltratada. Por otra parte también pretendemos otorgar a las personas mayores el lugar que les corresponde, aprender de su experiencia y conocimientos e impulsar el intercambio intergeneracional.

Y no olvidamos las políticas de cooperación. Para una justicia social completa hay que mirar también más allá de nuestras fronteras.

En definitiva, se deben hacer todos los esfuerzos posibles para acabar en nuestra ciudad con la desigualdad y la exclusión social, detrayendo si fuese necesario recursos de otros asuntos más innecesarios para alcanzar estos fines.